Susana Rodríguez

 


Susana Rodríguez Gacio tiene 24 años, una resistencia imparable en las pistas y el orgullo y mérito de haberse convertido en la actual campeona del mundo de paratriatlón en su categoría. Ni la constancia que le exigen los estudios de Medicina, que compagina con sus entrenamientos, ni la grave deficiencia visual que padece a raíz de su albinismo le echan atrás a la hora de zambullirse en la piscina, darlo todo a los pedales o dejarse la piel corriendo en la pista. Meses después de haber ganado el Campeonato del Mundo de paratriatlón en Auckland (Australia), la viguesa se encuentra en un momento óptimo en lo deportivo, y en septiembre llegará a Londres con más fuerza que nunca para demostrar ante sus rivales -las más difíciles, por cierto, británicas- que el circuito rápido de Hyde Park no es ningún obstáculo para ella.

"Una siente algo increíble al ganar el oro y convertirse en campeona del mundo", confiesa Susana Rodríguez, quien cuenta que "el éxito le llegó justo dos años después del día más triste de su vida" y reconoce que "fue muy complicado llegar hasta Australia", y que Auckland le enseñó -o más bien, confirmó- que "si luchas por algo y pones empeño en conseguirlo, puede llegar". En este sentido la triatleta tuvo serias dificultades por las mínimas ayudas que tenía para viajar a un país tan lejano y, humildemente, se planteó su participación simplemente como una experiencia más. Sin embargo, y aunque sus rivales tenían mucha ventaja sobre ella, aquel día Susana logró hacer "la carrera perfecta", arrasando y dando la sorpresa como única competidora española.

"Salimos segundas de la natación, a 35 segundos de la británica Melissa Reid, que es la mejor nadadora de todas. En bici hicimos un segmento excelente y nos colocamos delante. Corriendo no sentía los pies, y sufrí mucho, no sé de dónde saqué fuerzas para mantener la distancia pero al final lo conseguí", cuenta entusiasmada la triatleta, que tras la competición, y a su regreso a Vigo, fue recibida a lo grande. En este aspecto, la deportista afirma que "el apoyo del público es muy importante", y no cabe duda de que lo será para toda la selección española en Londres durante este Campeonato Mundial.

Ejemplo de superación
Susana Rodríguez considera su albinismo no como un defecto sino simplemente una cualidad más que debe aprovechar. "Me ha cerrado algunas puertas, seguro, pero también me ha abierto muchas otras y me quedo con eso. Intento cada día sacar lo mejor de mi", afirma la deportista, quien además ostenta el título de mejor atleta discapacitada de Galicia. Para poder enfrentarse a sus pruebas, su guía, la triatleta Mayalen Noriega, se convierte en sus ojos, aportando mucho más que el rumbo en la competición. "Un guía no es un chófer, cosa que mucha gente e instituciones a veces piensan", afirma Susana, quien define a su ayudante actual como "una crack como deportista y como persona, que saca fuerzas de donde sea para animarle y contarle todos los detalles de la carrera".

Lo cierto es que la deportista viguesa empezó en el mundo del atletismo, y posteriormente lo abandonó para convertirse en triatleta, lo cual fue "una de las decisiones más acertadas que ha tomado nunca", según dice. Lo hizo porque no le gustaba cómo funcionaban algunas cosas en la Federación de Deportes para Ciegos. Aunque afirma que nunca se ha sentido discriminada institucionalmente, Susana Rodríguez critica que, a veces, las intenciones políticas tienen más peso que los resultados de los deportistas en las competiciones. En medio de la crisis económica, Susana Rodríguez cuenta que sobrevivir en este deporte no es fácil. "No sé si es porque el deporte femenino interesa menos, pero no tenemos los patrocinadores de material que nos gustaría", afirma la triatleta. "Las ayudas van llegando, y la inclusión del triatlón en el ADOP ha sido un paso fundamental, pero quedan cosas por mejorar, espero que poco a poco podamos seguir avanzando", opina.

Tal vez sea por ello que la gallega se plantea su futuro a través de sus estudios de Medicina, puesto que considera que su carrera deportiva solo durará unos años ya que el alto rendimiento es difícil de seguir. Su secreto para compaginar estudios y deporte es la constancia. "A veces no sé cómo soy capaz de hacerlo, sobre todo cuando empiezan las competiciones y viajes, pues no es sencillo coordinar todo", confiesa Susana. La triatleta fija su objetivo este 13 de septiembre en Hyde Park, un circuito que le gusta, donde ya ha competido en dos ocasiones y donde espera tener apoyo. Teniendo en cuenta que Gran Bretaña es una de las grandes potencias en triatlón, y que compite en la casa de sus principales rivales, la viguesa invita a toda la comunidad española en Londres a que esté con ellos ese día, porque "el paratriatlón es un deporte que, a quien lo ve, le apetece repetir".

Después del Campeonato de Londres, Susana tendrá la oportunidad de dar un paso más y participar en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, en los que, por primera vez, se incluirá oficialmente el paratriatlón. "Si nos dan la oportunidad de demostrar al mundo lo que los paratriatletas somos capaces de hacer, no vamos a defraudar", afirma con seguridad la gallega, que además afirma que este giro supondrá la llegada de becas y ayudas para estos deportistas, "que a veces se ven obligados a hacer esfuerzos inimaginables". Todo está preparado para que este septiembre luchadoras como Susana demuestren de lo que son capaces ante los ojos de todo Londres.

 

http://fegatri.org/susana-rodriguez-recibe-a-medalla-de-prata-no-mundial-de-paratriatlon/

http://fegatri.org/susana-rodriguez-prata-no-mundial-de-acuatlon-en-londres/

http://fegatri.org/susana-rodriguez-prata-no-mundial-de-paratriatlon-de-londres/

http://www.marca.com/blogs/el-foco/2013/09/12/va-por-ti-maria.html